Estudios africanos

Doukki Gel: Un ejemplo de la rica y compleja historia tecnológica y cultural en el corazón de África

Doukki Gel, un sitio arqueológico en el norte de Sudán, cerca de Kerma, es un testimonio fascinante de la historia de Nubia y su interacción con el antiguo Egipto. Este sitio ofrece una rica visión de la evolución política, religiosa y arquitectónica desde la conquista egipcia por Tutmosis I hasta el período del reino meroítico. A través de las excavaciones y descubrimientos en Doukki Gel, podemos entender mejor la compleja historia y la tecnología avanzada de la región de Kush.

Doukki Gel, también conocido como Dukki Gel, se encuentra en una ubicación estratégica que fue fundamental para los intercambios culturales y comerciales entre Nubia y Egipto. La cercanía del sitio a Kerma, la capital de Kush, y a Jebel Barkal, la montaña sagrada, subraya su importancia religiosa y política. A lo largo de los siglos, este lugar ha revelado una multitud de vestigios arqueológicos que documentan las distintas fases de ocupación y las transformaciones que sufrió bajo la influencia egipcia y meroítica.

Descubrimientos Arqueológicos en Doukki Gel

Las excavaciones en Doukki Gel comenzaron con la exposición de los vestigios de un palacio meroítico en la parte norte del sitio, seguido por la revelación de niveles meroíticos y napateos de dos templos ubicados al sureste del palacio. La liberación gradual de estos sectores llevó a una serie de descubrimientos importantes e inesperados.

Uno de los hallazgos más destacados fue el gran número de talatat reutilizados en el terreno del templo napateo oriental y otros aún en su lugar sobre las fundaciones del templo cercano. Esta descubrimiento posicionó a Doukki Gel como el testimonio más meridional de la arquitectura amarniana, proporcionando tanto planos como decoraciones del templo, principalmente escenas de ofrendas reales, características de las tumbas de altos funcionarios de Amarna. Estas estructuras muestran cómo los elementos arquitectónicos y artísticos de la época de Amarna se extendieron mucho más allá de Egipto, influyendo en la arquitectura de los templos de Nubia.

Durante las excavaciones, se descubrió un escondite inviolado entre dos templos, que contenía unos cuarenta fragmentos de siete estatuas monumentales de granito de cinco soberanos: los últimos dos reyes de la XXV dinastía — Taharqa y Tanoutamon — y sus sucesores napateos — Senkamanisken, Anlamani y Aspelta — junto con numerosos fragmentos de yeso y láminas de oro. Estas estatuas monumentales, que representan a algunos de los más grandes reyes kushitas, proporcionan información invaluable sobre el arte y la iconografía de la época, así como sobre las prácticas religiosas y políticas del Reino de Kush.

La coincidencia de la secuencia de soberanos presentes en este escondite y en los de Gebel Barkal y Dangeil permite asociar la destrucción de estas estatuas con la campaña militar del año 3 de Psamético II. Además, estas estatuas revelaron el nombre del sitio: Pa-nébès, “El árbol de azufaifo”. La aparición de una estela del año 3 de Aspelta, escrita un mes y veinte días después de la de Sanam, menciona la llegada de una delegación enviada al templo de Amón de Pa-nébès, arrojando luz sobre esta clave del período proto-meroítico en la historia de Sudán. Estos hallazgos no solo proporcionan detalles sobre la cronología y las interacciones políticas del período, sino que también enriquecen nuestra comprensión del idioma y la cultura kushita.

Exploración de los Niveles Anteriores

La exploración de los niveles anteriores se facilitó por el estado de destrucción sucesiva de cada uno. Los elementos de arenisca de cada templo fueron reutilizados, destruyendo la mayoría de las decoraciones. Sin embargo, el principio de reutilización de los bloques prevaleciente en Egipto a menudo preservó las decoraciones de edificios anteriores. No obstante, el ménénou — fundación real fortalecida en territorio anexado, destinada a explotar los recursos disponibles y promover la ideología monárquica egipcia — construido por Tutmosis I tras su campaña victoriosa, se edificó principalmente con ladrillos de barro.

El proceso de reutilización y reconstrucción a lo largo del tiempo en Doukki Gel refleja las continuas luchas políticas y militares en la región. Cada nueva fase de construcción no solo representaba un esfuerzo por imponer control y estabilidad, sino también una adaptación de las técnicas y estilos arquitectónicos locales e importados. La capacidad de los egipcios para integrar elementos locales en sus construcciones ayudó a consolidar su influencia en Nubia.

La Arquitectura de Doukki Gel

Las excavaciones revelaron casi 1200 bloques decorados y fragmentos pertenecientes a todos los períodos, desde los Tutmosidas hasta los Meroíticos. El estudio arqueológico de los templos, palacios ceremoniales, complejos de almacenamiento, talleres y defensas de la ciudad proporcionó información significativa sobre la arquitectura egipcia al inicio de la XVIII dinastía. Esto permitió reconstruir la historia de este asentamiento, erigido sobre los vestigios de una sorprendente ciudad ceremonial anterior a la conquista.

El ménénou de Tutmosis I comprendía dos entradas fuertemente fortificadas en el norte. Una de ellas, frente a la entrada del templo central, se prolongaba con una impresionante sala hipóstila de seis filas de veintidós columnas hasta la entrada del templo central. Dos templos rodeados de pórticos peripterales se alzaron inicialmente en el centro y el oeste. Un tercer templo se añadió inmediatamente al este de los dos primeros, cuyo santuario estaba equipado con un puente circular de horno.

La disposición de los templos y los palacios ceremoniales en Doukki Gel revela una planificación urbana sofisticada que combinaba la función religiosa con la necesidad de fortificaciones defensivas. Esta integración de arquitectura militar y religiosa no solo protegía el asentamiento, sino que también destacaba la centralidad de la religión en la vida diaria y política de los kushitas.

La Destrucción y Reconstrucción de la Ciudad

Al final del reinado de Tutmosis I, la ciudad fue tomada y arrasada por fuerzas unidas, como lo relata la estela del año 1 de Tutmosis II. El rey envió inmediatamente un ejército para retomar la Alta Nubia y reconstruir el ménénou de su padre, destruido por los rebeldes. Varios textos sugieren que otras expediciones militares fueron necesarias bajo el reinado de Hatshepsut para que Egipto volviera a dominar Kush.

La voluntad de los faraones egipcios de reconstruir y restaurar Doukki Gel después de cada destrucción refleja la importancia estratégica y simbólica del sitio. Las reconstrucciones no solo reafirmaban el control egipcio sobre Nubia, sino que también servían como monumentos de poder y autoridad, demostrando la capacidad de Egipto para recuperar y mantener su dominio en la región.

La Influencia Amarniana y Ramésida

Curiosamente, solo se encontró un bloque atribuible al reinado de Amenhotep III. El período amarniano marcó profundamente el sitio en dos fases: primero, las representaciones y el nombre de Amón fueron sistemáticamente martillados en todos los monumentos; luego, estos fueron reutilizados como cantera para tallar talatat, que se encontraron en gran número.

El impacto de la reforma religiosa de Akhenatón en Doukki Gel es evidente en la alteración de los monumentos dedicados a Amón y en la reutilización de los materiales para construir nuevos templos amarnianos. Este fenómeno subraya cómo los cambios en la política religiosa de Egipto afectaron profundamente a sus territorios dominados, modificando tanto la arquitectura como la práctica religiosa en lugares tan lejanos como Nubia.

Palacios Ceremoniales y Lugares de Culto

En el período de Kerma Clásica, se observó un sistema defensivo compuesto por dos recintos fortificados sucesivos. La primera fortificación era un muro de ladrillos de barro de 5.50 m a 6.00 m de grosor, reforzado por una serie de contrafuertes semicirculares. Esta estructura protegía el núcleo urbano donde se encontraban principalmente construcciones con vocación religiosa.

Las estructuras ceremoniales y los palacios en Doukki Gel revelan un enfoque arquitectónico que combina la monumentalidad con la funcionalidad. Los palacios ovalados y las numerosas columnas sugieren un espacio diseñado para ceremonias complejas y rituales, mientras que las fortificaciones indican la necesidad de defensa constante en un período de frecuentes conflictos militares. La arquitectura ceremonial y religiosa de Doukki Gel es un testimonio del alto grado de sofisticación y organización de la sociedad kushita.

Conclusión

Doukki Gel es un sitio arqueológico de inmensa importancia que ofrece una ventana a la avanzada civilización del Reino de Kush y su interacción con Egipto. Los descubrimientos realizados en el sitio han arrojado luz sobre la historia, la cultura y la tecnología de los kushitas, y han ayudado a corregir muchas percepciones erróneas sobre la historia de África. Al estudiar y preservar Doukki Gel, reconocemos y celebramos el papel central de África en la historia de la humanidad, asegurando que las contribuciones de sus antiguas civilizaciones sean valoradas y recordadas.

Doukki Gel no solo nos proporciona información sobre la arquitectura y las prácticas religiosas de Nubia, sino que también nos permite comprender mejor las dinámicas políticas y militares de la región. Los esfuerzos continuos por explorar y conservar este sitio nos ayudarán a descubrir aún más sobre la rica y compleja historia de Kush y su legado duradero en la historia de África.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies